fbpx

¿Cómo crear tu primera tienda en Shopify?

En esta guía te enseñamos cómo puedes lanzar tu eCommerce en Shopify siguiendo estos 10 pasos.

Comparte este blog

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Shopify es una de las plataformas más populares y fáciles de usar para empezar a crear tu propia tienda online. Una de las ventajas es que cuenta con varias aplicaciones integradas para ayudarte con el diseño de tu tienda, cobros, envíos y gestión de inventarios.

Crear una tienda en Shopify es muy sencillo, sin embargo, existen varias agencias que son Shopify experts, como Triciclo, que a través de sus servicios de diseño, conversión, optimización y consultoría te pueden ayudar a llevar tu tienda al siguiente nivel. 

El día de hoy te vamos a ayudar a crear tu primera tienda en Shopify, siguiendo las recomendaciones de Triciclo a través de su curso en Crehana. “Crea tu primera tienda en Shopify”.

Paso 1: Crea tu cuenta

El primer paso va a ser crear una cuenta en Shopify. Aquí va a ser necesario crear un usuario con tu correo electrónico y elegir el nombre de tu tienda. Este nombre es únicamente para identificar tu tienda dentro de Shopify por lo que te recomendamos usar el nombre de tu negocio.

Cuando tu tienda este creada te aparecerá un cuestionario con información sobre el tiempo que llevas vendiendo tus productos, tus ingresos e la industria de tu negocio. Finalmente te pedirán registrar la dirección de tu negocio.

Paso 2: Elige tu plantilla

Una vez que tenemos creada nuestra tienda podemos empezar a configurarla. Primero vamos a elegir una plantilla de la tienda de temas Shopify. Para entrar aquí deberás de irte a Canales de venta, Tienda online, Temas. Es importante saber que todas las plantillas que se encuentran en la tienda ya están certificadas y curadas por Shopify; esto te asegurará que tu tienda contará con el flujo ideal y una buena experiencia de usuario.

Para elegir la plantilla que más te guste puedes buscar por colección o industria y podrás filtrarlas por precio, número de productos, diseño o navegación. Ya que encuentres una plantilla que se adapte a tu tipo de negocio podrás elegir el estilo que mejor se adapte a tu marca y la podrás añadirla a tu biblioteca.

Paso 3: Carga tus productos

El siguiente paso será subir tus productos a la tienda.  Una recomendación para agilizar la carga de los productos es que tengas preparado un archivo con toda información que vamos a subir cómo: nombre del producto, categoría, subcategoría, descripción y precio.

Para agregar un producto nuevo nos vamos a ir a la pestaña de productos de tu menú principal a lado izquierdo de la pantalla y vamos a darle clic a agregar un producto nuevo. En esta nueva pantalla vamos a llenar toda la información sobre nuestro producto empezando por el nombre y la descripción.

El siguiente paso es subir las fotografías de nuestro producto, aquí podemos subir fotos con diferentes vistas y ordenarlas cómo queremos que las vea el usuario.

Dentro del cuadro de organización vamos a elegir la categoría o el tipo de producto y el proveedor o la marca de este.

En el recuadro de precio vamos a llenar el precio al público y en caso de que este producto tenga un descuento podemos subir el precio de comparación que sería el precio anterior. Si decides llenar el costo del artículo, Shopify te ayudará a conocer tus ganancias una vez que se registre una venta. Es importante saber que el dato de costo nunca va a estar visible para el cliente. Y finalmente podemos deshabilitar el recuadro de impuestos del producto, ya que en México los precios ya incluyen el impuesto.

En la parte de inventario podemos llenar el SKU o el identificador con el que reconocemos el producto y el código de barras, si es que tenemos uno. Finalmente, aquí podrás elegir si quieres que Shopify te ayude a rastrear los inventarios y si quieres que el producto se siga vendiendo en caso de que tu inventario este agotado.

En caso de que nuestro producto sea digital nos vamos a ir al siguiente paso, pero en caso de que sea un producto físico vamos a llenar el peso del producto que nos va a ayudar a calcular el envío. Dentro de servicio de logística te recomendamos elegir Shopify para poder gestionar los envíos desde la plataforma.

Finalmente podemos agregar las variantes de nuestros productos como tallas, colores, estilos o títulos.

Paso 4: Actualiza tus inventarios

En caso de que no hayas actualizado tus inventarios cuando cargaste tus productos, lo podrás hacer dentro del menú de productos, inventario. Aquí Shopify te da la opción de sobreescribir el valor de los inventarios o agregar cantidades a un conjunto de productos. 

Paso 5: Arma tus colecciones

Las colecciones sirven para agrupar tus productos y poder organizar mejor tu tienda. Para crear una colección ingresa al menú de Producto, Colecciones.

El módulo de colecciones te permite crear colecciones automáticas, esto quiere decir que la colección va a agregar todos los productos que cumplan alguna condición como color o marca y aplica para los productos actuales y futuros. Las colecciones manuales te permiten agregar manualmente productos que no tengan ni una similitud como los favoritos.

Paso 6: Organiza tu menú de navegación

Dentro del menú principal nos vamos a ir a Tienda online, Navegación. Aquí vamos a agregar el nombre del Menú y la liga del enlace (colección o productos). Si queremos crear un submenú únicamente lo tenemos que arrastrar a la derecha para que quede abajo del menú.

Paso 7: Personaliza tu tienda

Con todo nuestro contenido ya cargado dentro de nuestra cuenta el siguiente paso es personalizar nuestra plantilla. Para esto nos vamos a ir dentro del menú principal a Tienda online, Temas y vamos a dar clic en el botón de Personalizar. En esta sección vamos a poder personalizar nuestro logo, banners, tipografías, colores, blog, página de contacto y todas las secciones de nuestra plantilla.

Paso 8: Configura tus proveedores de pago y la pantalla de pago

Para configurar los medios de pagos, envíos y notificaciones nos vamos a ir al menú de configuración. Aquí nos vamos a ir proveedores de pago y vas a ver la opción para conectar tu cuenta de PayPal. Aquí mismo en la sección de proveedores de pagos externos podrás agregar el procesador de pago que hayas elegido como Conekta, Stripe, PayU, Mercado Pago, etc. Si deseas agregar pagos en Oxxo lo puedes hacer dentro de medios de pagos alternativos y para recibir depósitos o transferencias bancarias debes de ingresar a la parte de pago manuales.

Una vez que tengas configurados tus medios de pagos nos vamos a ir al menú de Pantalla de pago para elegir los pasos que deberán de seguir nuestros usuarios para poder realizar una compra como creación de cuenta, medio de contacto, datos del formulario, idioma e inscripción al newsletter.

Paso 9: Configura tus precios y proveedores de envíos

Nuevamente dentro del menú de configuración vamos a entrar a la sección de Envíos. Primero vamos a confirmar que la dirección de envío corresponda a la dirección de la cuál van a salir los pedidos. El segundo paso es confirmar si vamos a enviar pedidos sólo en México o al resto del mundo. Una vez que seleccionaste los países a los que vas a enviar tus productos puedes elegir las tarifas locales y nacionales basadas en el estado y puedes definir diferentes tarifas, así como envío gratis según el precio o peso del paquete.

Paso 10: Notificaciones u otras configuraciones

El último paso será configurar las notificaciones con los clientes. Dentro del menú de notificaciones vamos a encontrar diferentes correos que podemos enviarles a nuestros clientes cómo la confirmación del pedido, estatus de los pedidos, facturas, carritos abandonados, envíos, devoluciones y creación de cuentas.

Cómo puedes ver tener tu lista tu tienda online para vender tus productos con Shopify es muy sencillo y rápido. Si deseas conocer más sobre cómo crear tu primera tienda de Shopify puedes tomar el curso completo aquí.

Subscribete a nuestra noticias

temas a explorar

eCommerce

SUSCRIPCIONES EN E-COMMERCE

Uno de los principios de un retail extraordinario es reducir al máximo la fricción que le causamos a nuestros clientes. Hacerlos repetir una acción constantemente, es una fricción innecesaria.

A %d blogueros les gusta esto: